• De acuerdo con el National Eye Institute (NEI, por sus siglas en inglés), las lesiones en el lugar de trabajo son la principal causa de la pérdida de vista, discapacidad ocular o ceguera. Por ello, los empleadores y trabajadores deben estar conscientes de los riesgos para cuidar los ojos dentro de su área laboral.

 

• Visitar al oftalmólogo todos los años. Él puede diagnosticar problemas que se pueden solucionar con lentes, lentes de contacto o cirugía. También revisarán los ojos secos, los problemas con de retina y hasta condiciones de todo el cuerpo, como diabetes y presión arterial alta. Algunas condiciones no tienen síntomas, como el glaucoma, que puede llevar a la ceguera total si se deja sin tratamiento.

 

• Las zanahorias, cargadas con betacaroteno, son especialmente buenas para mantener ojos sanos. Eso se debe a que el betacaroteno es un antioxidante que reduce el riesgo de la degeneración macular.

 

• Usar una gota reductora de alergénicos para los ojos durante la temporada de alergia para librarte del enrojecimiento y aliviar la comezón podría ayudar limitadamente, pero el uso crónico diario puede, de hecho, empeorar el problema

 

• En la práctica de ciertos deportes es muy recomendable el uso de gafas especiales para proteger los ojos de agresiones químicas o físicas (natación, sky, squash, caza, etc.). Asimismo, si realiza actividades como bricolaje o jardinería use gafas protectoras de material orgánico para evitar traumatismos oculares o entrada de cuerpos extraños.

 

• Usar protección solar: la exposición prolongada al sol sin protección puede producir algún tipo de lesión en los ojos. A corto plazo pueden aparecer lesiones en la córnea y a medio-largo plazo, cataratas y lesiones en retina, mácula y conjuntiva.

 

• Los niños alrededor de los 4 años deben visitar al oftalmólogo, aunque aparentemente no tenga problemas, para hacer una revisión general y valoración de Agudeza Visual.